Zona Centro: Sal Gorda

Comparte con nosotros!!

¡Habemus sitio nuevo en el centro! Si algo nos puede hacer felices en esta casa es tener la posibilidad de experimentar nuevos sabores, así que en cuanto tuvimos noticia de la apertura de este local, allá que nos encaminamos un soleado sábado de hace un par de semanas.

Sal Gorda - Detalle de fachada

Sal Gorda – Detalle de fachada

Situado en la populosa calle Alcaicería, conocida por sus múltiples tiendecitas, pero no precisamente por su oferta gastronómica, lo primero que nos llamó la atención de Sal Gorda fue precisamente su enclave.

No os dejéis impresionar por su aparentemente reducido espacio: tiene truco, y planta superior con otro salón más grande ;) Además, y por si fuera poco, nos anunciaron una terraza superior reservable para grupos que resulta insuperablemente tentadora en las primaverales noches que se avecinan.

Como nos gusta compartir nuestros descubrimientos gastronómicos con nuestros amigos, el día que elegimos para visitar Sal Gorda nos acompañaban tres de ellos, así que el grupo de cinco nos sentamos dispuestos a comprobar si las maravillas que, pese a su corta vida, habíamos escuchado del lugar, eran ciertas o no.

Nos gustó que la carta fuera escueta. Me ponen muy nerviosa los sitios que te ponen por delante una carta de 15 páginas, pues antes de haber llegado a la segunda página ya no te acuerdas de lo que había en la primera. Además, creemos firmemente que mejor poco y bueno que mucho y mediocre ;)

Tras una primera visual a la carta decidimos pedir cada uno un par de tapas y algo al centro, para multiplicar las posibilidades. En mi caso, lo mío con las Fabes con cigalitas fue amor a primera vista, pero las elecciones del grupo no tuvieron desperdicio ninguno. ¿Empezamos? ;)

Nos decidimos por una ensaladilla (con boquerones en vinagre) para compartir. Todos somos muy ensaladilleros, y ésta estaba bastante buena. Nada demasiado memorable, pero los boquerones, que en principio nos parecieron un añadido algo exótico, le daban un punto interesante.

Sal Gorda - Ensaladilla con Boquerones en Vinagre

Sal Gorda – Ensaladilla con Boquerones en Vinagre

A continuación, empezaron a llegar los platos; Rocío y Carpin se decidieron por el Risotto de Calabaza para empezar. El arroz estaba muy bien de punto, pero la tapa es bastante contundente, algo que añadido al toque dulce aportado por la calabaza, hizo que a ambos les resultase algo pesado.

Sal Gorda - Risotto de Calabaza

Sal Gorda – Risotto de Calabaza

En mi caso, tuve clarísimo que empezaría por las Fabes con cigalitas, todo un acierto que mis compañeros de mesa miraron con envidia desde que me lo pusieron por delante, jijiji. Un plato que, pese a lo que pueda parecer, resultó bastante ligero, con la deliciosa combinación de las fabes, con un buen tamaño y en su punto de cocción, con una exquisita cigalita a la plancha. Para comerse dos platos sin despeinarse :)

Sal Gorda - Fabes con cigalitas

Sal Gorda – Fabes con cigalitas

Rafa y Nandi se decantaron por las Costillas y el Guiso de Garbanzos con Bacalao. 

La costilla, jugosa y bien servida, estaba acompañada de unas deliciosas patatas asadas tipo Deluxe, que estaban casi tan buenas como la carne. Buen plato.

Sal Gorda - Costilla de Cerdo Ibérico con salmorejo canario

Sal Gorda – Costilla de Cerdo Ibérico con salmorejo canario

El guiso, a la altura de las fabes. Hacen buenos guisos en este Sal Gorda. El bacalao, en su punto justo de cocción, acompañaba perfectamente al caldo, bien ligado, y a los tiernos garbanzos.

Sal Gorda - Guiso de Garbanzos con Bacalao

Sal Gorda – Guiso de Garbanzos con Bacalao

En cuanto a los segundos, manteniendo el elevado nivel, hubo para todos los gustos: desde un exquisito y bien aliñado Steak Tartar de solomillo de ternera, pasando por la Mini Burguer de Guiso de Ternera (servida en un bollito tipo croissant, deliciosa), el Choco Frito con salsa de Bacon y Alioli (eran en realidad puntillitas, exquisitas) o la Carrillera de Cerdo Ibérico con Migas.

Sal Gorda - Steak Tartar de solomillo de ternera

Sal Gorda – Steak Tartar de solomillo de ternera

Sal Gorda - Mini burger de Guiso de Ternera

Sal Gorda – Mini burger de Guiso de Ternera

Sal Gorda - Choco frito con salsa de Bacon y Alioli

Sal Gorda – Choco frito con salsa de Bacon y Alioli

Sal Gorda - Carrillera de Cerdo Ibérico con MIgas

Sal Gorda – Carrillera de Cerdo Ibérico con Migas

Los postres fueron, sin duda, la gran decepción de una comida que por todo lo demás rayó a gran altura. Un confuso experimento de queso cremoso, migas de galletas y chocolate blanco, así como otro dulce lejanamente parecido a la leche frita fueron las elecciones, que pasaron sin pena ni gloria.

Disponen de una interesante selección de vinos, muchos de ellos andaluces, y cervezas artesanas, como esta estupenda 942 de Dougall’s, cerveza artesana cántabra que ya es una vieja conocida para nosotros, y que siempre pedimos cuando la encontramos en algún local.

Sal Gorda - Cervezas artesanas

Sal Gorda – Cervezas artesanas

Buena relación calidad precio y amabilidad absoluta en el servicio (un poco inexperto) terminan de completar el círculo en este interesante sitio al que, con un poco más de rodaje, le auguramos un brillante futuro.

Sal Gorda
Calle Alcaicería de la Loza, 17
Teléfono 955 385 972

Sal Gorda

Sal Gorda
84

Calidad

9/10

    Servicio

    8/10

      Ruido

      9/10

        Precio

        9/10

          Volvería

          9/10

            Nos ha gustado

            • Originalidad de los platos
            • Cervezas artesanas
            • Calidad del producto

            A mejorar

            • Postres

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *